n/a

¿Qué tipo de implementación es mejor para ti?

Descubre las diferencias entre las implementaciones en sitio, en la nube y en la nube híbrida.

*Pasa el cursor sobre los marcas de verificacion para averiguarlo
Nube
Nube híbrida
En sitio
Accede a actualizaciones continuas
En una implementación en la nube, las actualizaciones generalmente se realizan a través de la nube automáticamente, eliminando la necesidad de tener que actualizar manualmente tu software.
En una implementación de nube híbrida, las actualizaciones se gestionan a través de la nube. Esto permite al proveedor de tecnología impulsar nuevas funcionalidades y parches de seguridad automáticamente, para que puedas enfocarte en tus tareas esenciales.
Conserva el video durante períodos de tiempo más largos
En una implementación en la nube, puedes retener fácilmente el video en la nube durante el período de tiempo que elijas y escalar fácilmente con el tiempo sin adicionar nuevo hardware. Este enfoque ayuda a cumplir rápidamente con las nuevas regulaciones de datos y maximiza la accesibilidad.
En una implementación híbrida, puedes gestionar video en vivo y grabaciones en alta definición localmente, mientras envías a la nube archivos seleccionados a largo plazo. Esto permite la retención local y en la nube con máxima flexibilidad. Es un enfoque rentable que también ayuda a cumplir con las regulaciones y los requisitos de soberanía de datos.
Obtén seguridad adicional
Las implementaciones en la nube se benefician de múltiples capas de ciberseguridad de forma predeterminada. Los proveedores de la nube también protegen sus servicios con funcionalidades adicionales de resiliencia y redundancia, convirtiéndola en una de las opciones más seguras. Este enfoque ayuda a eliminar una cantidad significativa de esfuerzos manuales de endurecimiento cibernético.
Los dispositivos administrados en la nube están reforzados con múltiples capas de protección, por lo que tu sistema está protegido con retención local segura. Las actualizaciones de seguridad también se realizan automáticamente. Si algo le sucede a tu infraestructura local, una implementación híbrida permanecerá disponible a través de la nube.
Reduce el entrenamiento y el conocimiento de TI requeridos.
Se puede implementar un nuevo sistema de gestión de video basado en la nube en menos de 30 minutos. Por lo general, es más fácil de configurar que un sistema local y no requiere tanto conocimiento de TI.
Las implementaciones de nube híbrida aprovechan los dispositivos gestionados que conectan rápidamente las cámaras con la nube y se interconectan con otros sistemas locales. Esto elimina la experiencia avanzada en TI necesaria para sitios más pequeños con un proceso de configuración que solo toma unos minutos. Los operadores no necesitan entrenamiento adicional ya que las operaciones de video siguen siendo exactamente las mismas en el frente del sistema.
Escala con facilidad
Puedes escalar fácilmente y tener crecimiento o reducciones con implementaciones en la nube; los períodos de retención y los niveles de almacenamiento se pueden ajustar a medida que avanzas. Los datacenters siempre tienen espacio adicional, por lo cual no es necesario esperar a que el hardware adicional llegue a tu sitio.
Escala fácilmente tanto en la nube como en los sitios locales mediante la implementación de dispositivos gestionados en la nube que están en ubicaciones remotas. Puedes beneficiarte del espacio adicional disponible en la nube, así como adicionar dispositivos listos para usar con varias opciones de almacenamiento a cualquier sitio.
Mantenimiento automático
Los proveedores de nube tienen equipos de seguridad y gestión dedicados para el mantenimiento. Puedes beneficiarte del mantenimiento automático en la nube y estar seguro de que se realiza 24/7.
Los dispositivos conectados a la nube son autónomos y las actualizaciones son gestionadas por el proveedor. También puedes beneficiarte del mantenimiento automático de los servicios de grabación en la nube mientras obtienes todos los beneficios de una implementación de nube híbrida. Solo la infraestructura local restante requerirá intervención manual.
Fácil de implementa
En una implementación en la nube, no es necesario configurar ningún hardware ni ser experto en TI para configurar el sistema. ¡Solo necesitas asegurarte de tener una buena conexión a Internet!
Los sistemas de nube híbrida disminuyen en gran parte la dificultad de implementar hardware localmente. Con una buena conexión a Internet, puedes hacer que tu sistema funcione y los dispositivos se conecten rápidamente, a través de dispositivos gestionados, y luego conectarlos a la infraestructura existente sin interrupciones.

 

Menos hardware para mantener
Con una implementación de sistema en la nube, no necesitas preocuparte por comprar y mantener hardware, especialmente cuando intentas escalar. Envía tu video directamente a la nube y disfruta de los beneficios de no tener más hardware que tus cámaras.
Con una implementación de nube híbrida, mantienes menos hardware almacenando las flujos de video seleccionados en la nube. Protege tu video localmente con dispositivos gestionados en la nube en sitios más pequeños y mantén servidores locales solo en ubicaciones más grandes.
Arquitectura abierta
Con una implementación de nube híbrida, puedes almacenar tus flujos de video en la nube sin dejar de tener acceso a algunas funcionalidades adicionales de una gran cantidad de dispositivos y complementos de software a los que de otro modo, estarías limitado con un sistema de nube completo.
Un VMS corporativo de arquitectura abierta te permite integrarte con una gran cantidad de dispositivos y complementos de software de varios proveedores de tecnología. Este te permite seguir siendo escalable y acceder a las últimas innovaciones, reutilizar dispositivos existentes y nunca quedar bloqueado con hardware propietario.
Reduce los costos
Con una implementación de nube híbrida puedes lograr el equilibrio aduecado entre los costos de almacenamiento y ancho de banda. Puedes mantener el control sobre qué video almacenar, tanto en los sitios locales como en la nube. Esto permite una mayor flexibilidad y consume menos recursos.
Copia de seguridad de material de video importante
Cada grabación de video almacenada en la nube es triplicada, por lo cual puedes estar seguro de que siempre tienes copias de seguridad de tu material de video importante. No tienes que preocuparte por perder video debido a daños en el hardware o por robo.
Con una implementación de nube híbrida, puedes beneficiarte de las copias de seguridad tanto en la nube como en las instalaciones. Los dispositivos gestionados en la nube ofrecen opciones de almacenamiento y almacenamiento en búfer local y se pueden complementar con archivos en la nube de largo plazo para una redundancia adicional.
Tu implementación local te ofrece la opción de realizar copias de seguridad del material de video varias veces con sistemas de failover, capacidades RAID y archivos auxiliares. Puedes configurar varios flujos de video de tal forma que los archivos de video críticos y de baja definición se conserven durante un período más largo.
Encripta tus datos

Una implementación en la nube siempre permanece segura, ya que las actualizaciones son automáticas y gestionadas por el proveedor, por lo cual no necesitas interrumpir tu flujo de operaciones ni actualizar manualmente nada. El material de video que se envía a la nube suele encriptarse en tránsito con el protocolo TLS y en reposo en la nube con encriptación AES de 256 bits.
Con una implementación de nube híbrida, tu sistema permanecerá protegido y ciberseguro, ya que las actualizaciones se pueden automatizar para protegerte de las nuevas amenazas que puedan surgir. Tu material de video se encripta en reposo cuando se graba localmente y en la nube, y en tránsito entre entidades locales y en la nube. 
Las implementaciones locales son totalmente seguras, si recuerdas actualizar continuamente el sistema y corregir cualquier vulnerabilidad conocida. Cuando los datos viajan desde los dispositivos perifécos a los VMS, un sistema seguro debe usar la encriptación del flujo de la cámara y, después, encriptar los datos en reposo en dispositivos de almacenamiento local. Finalmente, cuando las flujos de video diajan a tu interfaz de cliente, los canales de comunicación y video deben estar encriptados.
Reduce el consumo de ancho de band
Las implementaciones de nube híbrida te permiten almacenar video localmente y elegir lo que envías a la nube, ayudándote a reducir el uso de ancho de banda. Sin envíos automáticos a la nube, puedes controlar qué material de video archivar, en qué video deseas ejecutar analíticas y cuándo necesitas una retención más larga o más corta para cumplir con las regulaciones. Esta solución te ofrece el mejor equilibrio entre ancho de banda y costos de almacenamiento.
Cuando almacenas video localmente, puedes ahorrar en el consumo de ancho de banda, ya que no envías video constantemente a la nube. Básicamente, cambias los costos de ancho de banda por los costos de almacenamiento. Puede ser una alternativa más asequible cuando se trata de una gran cantidad de video de muy alta definición tanto para operaciones en vivo como de reproducción.
© {{CurrentYear}} Genetec. All rights reserved.
Privacy PolicyOpens in a new window.
 | 
Terms & ConditionsOpens in a new window.

¿Qué tipo de implementación es mejor para ti?

Descubre las diferencias entre las implementaciones en sitio, en la nube y en la nube híbrida.

*Pasa el cursor sobre las marcas de verificación para averiguarlo
Nube
Nube híbrida
En sitio
Accede a actualizaciones continuas
En una implementación en la nube, las actualizaciones generalmente se realizan a través de la nube automáticamente, eliminando la necesidad de tener que actualizar manualmente tu software.
En una implementación de nube híbrida, las actualizaciones se gestionan a través de la nube. Esto permite al proveedor de tecnología impulsar nuevas funcionalidades y parches de seguridad automáticamente, para que puedas enfocarte en tus tareas esenciales.
Conserva el video durante períodos de tiempo más largos
En una implementación en la nube, puedes retener fácilmente el video en la nube durante el período de tiempo que elijas y escalar fácilmente con el tiempo sin adicionar nuevo hardware. Este enfoque ayuda a cumplir rápidamente con las nuevas regulaciones de datos y maximiza la accesibilidad.
En una implementación híbrida, puedes gestionar video en vivo y grabaciones en alta definición localmente, mientras envías a la nube archivos seleccionados a largo plazo. Esto permite la retención local y en la nube con máxima flexibilidad. Es un enfoque rentable que también ayuda a cumplir con las regulaciones y los requisitos de soberanía de datos.
Obtén seguridad adicional
Las implementaciones en la nube se benefician de múltiples capas de ciberseguridad de forma predeterminada. Los proveedores de la nube también protegen sus servicios con funcionalidades adicionales de resiliencia y redundancia, convirtiéndola en una de las opciones más seguras. Este enfoque ayuda a eliminar una cantidad significativa de esfuerzos manuales de endurecimiento cibernético.
Los dispositivos administrados en la nube están reforzados con múltiples capas de protección, por lo que tu sistema está protegido con retención local segura. Las actualizaciones de seguridad también se realizan automáticamente. Si algo le sucede a tu infraestructura local, una implementación híbrida permanecerá disponible a través de la nube.
Reduce el entrenamiento y el conocimiento de TI requeridos.
Se puede implementar un nuevo sistema de gestión de video basado en la nube en menos de 30 minutos. Por lo general, es más facil de configurar que un sistema local y no requiere tanto conocimiento de TI.
Las implementaciones de nube híbrida aprovechan los dispositivos gestionados que conectan rápidamente las cámaras con la nube y se interconectan con otros sistemas locales. Esto elimina la experiencia avanzada en TI necesaria para sitios más pequeños con un proceso de configuración que solo toma unos minutos. Los operadores no necesitan entrenamiento adicional ya que las operaciones de video siguen siendo exactamente las mismas en el frente del sistema.
Escala con facilidad
Puedes escalar fácilmente y tener crecimiento o reducciones con implementaciones en la nube; los períodos de retención y los niveles de almacenamiento se pueden ajustar a medida que avanzas. Los datacenters siempre tienen espacio adicional, por lo cual no es necesario esperar a que el hardware adicional llegue a tu sitio.
Escala fácilmente tanto en la nube como en los sitios locales mediante la implementación de dispositivos gestionados en la nube que están en ubicaciones remotas. Puedes beneficiarte del espacio adicional disponible en la nube, así como adicionar dispositivos listos para usar con varias opciones de almacenamiento a cualquier sitio.
Mantenimiento automático
Los proveedores de nube tienen equipos de seguridad y gestión dedicados para el mantenimiento. Puedes beneficiarte del mantenimiento automático en la nube y estar seguro de que se realiza 24/7.
Los dispositivos conectados a la nube son autónomos y las actualizaciones son gestionadas por el proveedor. También puedes beneficiarte del mantenimiento automático de los servicios de grabación en la nube mientras obtienes todos los beneficios de una implementación de nube híbrida. Solo la infraestructura local restante requerirá intervención manual.
Fácil de implementar
En una implementación en la nube, no es necesario configurar ningún hardware ni ser experto en TI para configurar el sistema. ¡Solo necesitas asegurarte de tener una buena conexión a Internet!
Los sistemas de nube híbrida disminuyen en gran parte la dificultad de implementar hardware localmente. Con una buena conexión a Internet, puedes hacer que tu sistema funcione y los dispositivos se conecten rápidamente, a través de dispositivos gestionados, y luego conectarlos a la infraestructura existente sin interrupciones.
Menos hardware para mantener
Con una implementación de sistema en la nube, no necesitas preocuparte por comprar y mantener hardware, especialmente cuando intentas escalar. Envía tu video directamente a la nube y disfruta de los beneficios de no tener más hardware que tus cámaras.
Con una implementación de nube híbrida, mantienes menos hardware almacenando las flujos de video seleccionados en la nube. Protege tu video localmente con dispositivos gestionados en la nube en sitios más pequeños y mantén servidores locales solo en ubicaciones más grandes.
Arquitectura abierta
Con una implementación de nube híbrida, puedes almacenar tus flujos de video en la nube sin dejar de tener acceso a algunas funcionalidades adicionales de una gran cantidad de dispositivos y complementos de software a los que de otro modo, estarías limitado con un sistema de nube completo.
Un VMS corporativo de arquitectura abierta te permite integrarte con una gran cantidad de dispositivos y complementos de software de varios proveedores de tecnología. Este te permite seguir siendo escalable y acceder a las últimas innovaciones, reutilizar dispositivos existentes y nunca quedar bloqueado con hardware propietario.
Reduce los costos
Con una implementación de nube híbrida, puedes lograr el equilibrio adecuado entre los costos de almacenamiento y ancho de banda. Puedes mantener el control sobre que video almacenar, tanto en los sitios locales como en la nube. Esto permite una mayor flexibilidad y consume menos recursos.
Copia de seguridad de material de video importante
Cada grabación de video almacenada en la nube es triplicada, por lo cual puedes estar seguro de que siempre tienes copias de seguridad de tu material de video importante. No tienes que preocuparte por perder video debido a daños en el hardware o por robo.
Con una implementación de nube híbrida, puedes beneficiarte de las copias de seguridad tanto en la nube como en las instalaciones. Los dispositivos gestionados en la nube ofrecen opciones de almacenamiento y almacenamiento en buger local y se pueden complementar con archivos en la nube de largo plazo para una redundancia adicional.
Tu implementación local te ofrece la opción de realizar copias de seguridad del material de video varias veces con sistemas de failover, capacidades RAID y archivos auxiliares. Puedes configurar varios flujos de video de tal forma que los archivos de video críticos y de baja definición se conserven durante un período más largo.
Encripta tus datos
Una implementación en la nube siempre permanece segura, ya que las actualizaciones son automáticas y gestionadas por el proveedor, por lo cual no necesitas interrumpir tu flujo de operaciones ni actualizar manualmente nada. El material de video que se envía a la nube suele encriptarse en tránsito con el protocolo TLS y en reposo en la nube con encriptación AES de 256 bits.
Con una implementación de nube híbrida, tu sistema permanecerá protegido y ciberseguro, ya que las actualizaciones se pueden automatizar para protegerte de las nuevas amenazas que puedan surgir. Tu material de video se encripta en reposo cuando se graba localmente y en la nube, y en tránsito entre entidades locales y en la nube. 
Las implementaciones locales son totalmente seguras, si recuerdas actualizar continuamente el sistema y corregir cualquier vulnerabilidad conocida. Cuando los datos viajan desde los dispositivos periféricos a los VMS, un sistema seguro debe usar la encriptación de flujo de la cámara y, después, encriptar los datos en reposo en dispositivos de almaceniamento local. Finalemente, cuando las flujos de video diajam a tu interfaz de cliente, los canales de communicación y video deben estar encriptados.
Reduce el consumo de ancho de banda
Las implementaciones de nube híbrida te permiten almacenar video localmente y elegir lo que envías a la nube, ayudándote a reducir el uso de ancho de banda. Sin envíos automáticos a la nube, puedes controlar qué material de video archivar, en qué video deseas ejecutar analíticas y cuándo necesitas una retención más larga o más corta para cumplir con las regulaciones. Esta solución te ofrece el mejor equilibrio entre ancho de banda y costos de almacenamiento.
Cuando almacenas video localmente, puedes ahorrar en el consumo de ancho de banda, ya que no envías video constantemente a la nube. Básicamente, cambias los costos de ancho de banda por los costos de almacenamiento. Puede ser una alternativa más asequible cuando se trata de una gran cantidad de video de muy alta definición tanto para operaciones en vivo como de reproducción.
n/a